martes, 17 de julio de 2018

NOVENO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS...


NOVENO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS. Año B. 2 Samuel capítulo 7 versículos 1-14. Salmo 89:20-37. Efesios capítulo 2 versículos 11-22. Marcos capítulo 6 versículos 30-34, 53-56.



El Texto de Samuel,  está dirigido a superar la connotación inmediata de la propuesta de David de construir un templo para Yahveh, el autor está pensando en una relación vital entre Dios y David y sus sucesores, y de paso argumenta la futura alianza entre Dios y el trono de David. Esta afirmación la desprendemos del versículo (12) “Y cuando tus días se hayan cumplido y te acuestes con tus padres, afirmaré después de ti la descendencia que saldrá de tus entrañas y consolidaré el trono de su realeza” más que un templo de parte de los hombres, ellos recibieron una promesa de generación en generación, de esta manera se da bases sólidas a la descendencia imperial y a la alianza que mutará hasta convertirse en  el sólido anuncio del Mesías.

La esperanza se materializa en una historia salvífica que inicia en Israel y que se extenderá a toda la humanidad ya que la necesidad de un orden redimido será vocación de la creación entera. Nosotros los bautizados hacemos parte indiscutiblemente de la esperanza y la promesa ya no en David o el pueblo judío sino en la manifestación y filial cósmica del Salvador Resucitado. Nosotros como bautizados estamos dispuestos a recibir la herencia de eternidad que se granjeó  David por su Fe y entrega al Dios revelado.  El profeta Natán que interviene en el Texto mencionado no está de acuerdo con el templo pero esa divergencia de opiniones será superada  al colocar o entronizar el Arca de la Alianza en medio del nuevo signo de la presencia de Yahveh, nos referimos al templo.  De esta manera el signo de lo sagrado y tangible para el pueblo  se convierte en realidad frente a la presencia  de Dios con ellos, esta afirmación  se materializará  en el Enmanuel o el Dios con nosotros de la tradición Isainiana.

Este pasaje bíblico nos permite ver la evolución de conceptos a la luz del Texto Sagrado de Tradición, pasando de una tienda construida por Moisés a un templo al puro estilo cananeo, recordemos que la liturgia requería de signos fijos o estacionarios en medio del pueblo.  La influencia de sus vecinos es palpable, pero a favor de Israel está el haber sublimado estos signos  y haberlos convertido en liturgia de índole salvífica en su cosmovisión. La Gracia hace su trabajo y el proceso pedagógico empleado por Dios también.

El Salmo 89 que tomamos desde el versículo 20 nos habla sobre los “amigos de Dios” es decir, de aquellos que fueron constituidos en profetas o elegidos para el anuncio de parte del Dios revelado, sin duda se refiere – en el criterio de los Santos PP. de la Iglesia- a Samuel y Natán quienes fueron el nexo con David al que Dios llamó particularmente para ser ungido. El término ungido adquiere una connotación tanto sacerdotal como real  (dinastía) pero sola asignada a David desde la perspectiva de la elección que Yahveh hizo de él.  Una vez más encontramos una especie de código de una alianza pero no al modelo humano de vasallaje tan popular en aquellas épocas sino unilateral ya que Dios será quien -como pasó con Abraham- cumpla a cabalidad el acuerdo y la otra parte no, en este caso David.  

Dios  juzgará pero aun así tendrá misericordia de  su pueblo, mostrando una connotación única en  su relación con Israel a diferencia del modelo de las deidades cananeas y filisteas, Dios es justo y misericordioso.  

En su carta a la iglesia de Éfeso, el Apóstol Pablo inicia su exposición hablando de los gentiles y como antes estaban literalmente fuera de los medios  arcaicos de la Gracia. Tal afirmación es solo el marco contextual para luego incluirlos por mandato de Cristo y el poder de su sacrificio por absolutamente todos los  seres humanos y la creación. Eran como indica Pablo –extraños- a las alianzas anteriores, no existía en sus vidas nociones sobre la gratuidad de la Salvación y mucho menos de la figura mesiánica del Señor, solo para recordarlas y darnos ejemplo de su importancia (Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, David) desde el génesis hasta los evangelios, esta consignada la temática y santidad de estas alianzas unilaterales porque solo Dios cumplió y cumple con el pacto.

Los pueblos llamados paganos o gentiles poseían la característica del politeísmo  y sus dioses eran muchos, pero en tales cosmovisiones para Pablo,  carecían del único Dios verdadero o vivo. La sabiduría de Pablo le lleva a firmar que en Cristo el “muro” que divide  a unos y otros fue derribado, se refiere literalmente a la separación física entre gentiles y judíos en el propio templo. Esta realidad excluyente fue derrumbada por el Resucitado y su influencia por medio de la Gracia. Marcará el inicio de un acceso total y totalizante de la humanidad a los Medios de la Gracia (en la Iglesia Anglicana se refiere como en la tradición de los santos PP. de la Iglesia, a los sacramentos, las meditaciones de la Palabra de Dios, las obras en favor de otros, la oración y demás signos de nuestra  nueva condición como cristianos).

Pablo insistirá en el cuerpo tanto físico del Señor que entregó en la Cruz y su Cuerpo Místico que es la Madre Iglesia, aquí se habla de la comunidad de los creyentes (versículo 16). La paz como anuncio del Resucitado llega al mundo entero gracias a la obra misionera de los apóstoles y posteriormente de los misioneros y hoy por la obra testimonial de cada uno de los bautizados. El compromiso del creyente supera las barreras sociales y culturales para instalarse en el ámbito relacional. Somos pues testigos del Resucitado y así vivimos nuestra Fe en su Iglesia.

El escenario ideal para el Espíritu del Señor es precisamente su Iglesia, ya que su presencia nos asegura la Gracia para vivir las enseñanzas evangélicas. No es la Iglesia una espacio de sentirnos bien o cómodos sino una filiación aún más poderosa que los vínculos de la carne  y la sangre porque ella como Institución y Madre a la vez será definitiva en la Salvación de los bautizados. La eclesiología Paulina tiene aquí un fundamento imperdible y vital para cada uno de los creyentes de todas las épocas. Pablo literalmente reconcilia a los gentiles con los creyentes y los hace parte de la Iglesia de Cristo, quien es y será su fundamento, como lo expresamos en nuestra liturgia cuando cantamos el Himno 159 del Himnario Provisional (conocido de la tradición Luterana).

Un solo fundamento y solo un fundador, la santa Iglesia tiene en Cristo su Señor. Para hacerla su esposa del cielo descendió. Y con su propia sangre su libertad compró… (Primera Estrofa).

Marcos nos ofrece otro ejemplo de la periferia de su evangelio, en este caso el Señor y sus discípulos no tenían tiempo literalmente ni para comer por la gran cantidad de necesitados que salían a su encuentro. La periferia se manifiesta con toda su fuerza dejando ver la necesidad y postración de muchos judíos cuya única esperanza era el Señor. Es clave la enseñanza, algo que recalca Marcos en su evangelio, el Señor enseña en la Fe y da fundamento a los nuevos creyentes de su mensaje.   
La urgencia de la misión posee en si misma sus distintas etapas y momentos de las cuales diferenciamos al menos tres movimientos conceptuales y rutas de acción:
1-      Identidad total con la condición de los receptores del mensaje (se adentra en su contexto).
2-      La instrucción como fundamento del trabajo misionero.
3-      Pedagogía y respuesta a las necesidades en el marco misionero haciendo de la Palabra una fuente de alivio para tales males, es decir, portando esperanza y misericordia.

Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret y atracaron. 54. Apenas desembarcaron, le reconocieron en seguida, 55. Recorrieron toda aquella región y comenzaron a traer a los enfermos en camillas adonde oían que él estaba. 56. Y dondequiera que entraba, en pueblos, ciudades o aldeas, colocaban a los enfermos en las plazas y le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaban salvados. 



La realidad social y cultural necesita de una mirada justa y bondadosa ante las implicaciones que estas poseen en la vida del creyente y en general de quienes escuchan el mensaje. La realidad necesitada de la Gracia es muy grande por lo tanto el mensaje debe llegar a cuantos sea posible, es la idea Marcana del Frenesí del Señor y sus discípulos.


viernes, 13 de julio de 2018

LOBOS Y CORDEROS EN LA PERIFERIA MARCANA...


LOBOS Y CORDEROS EN LA PERIFERIA MARCANA… Et agnos rite celebrabitis lobos  in extrema Marcana.




INTRODUCCIÓN.




Marcos rompe los paradigmas sobre bienestar bajo el gobierno romano y la clase político-religiosa de Israel, posee de manera encriptada un sentimiento nacionalista que solo podrá ser reivindicado plenamente por la ascensión de la imagen del Señor  como Mesías en medio de su pueblo. El llamado “secreto mesiánico” protege el pensamiento Marcano y la figura de Jesús convenientemente revelada por sus escritos a los suyos y/o amigos (correligionarios futuros) de esta forma los lobos estarán lejos del contenido salvífico de su Evangelio…




La visión del segundo Evangelio es clara sobre el mal y como este interviene decididamente en la vida del ser humano, Marcos se  muestra interesado en asegurar la confrontación entre el bien y el mal y para ello describe la injerencia de lo negativo en la vida del judío de su época, Jesús elige, por tanto, como lugar privilegiado de sus milagros, en su mayoría curaciones y exorcismos, “la periferia” (la periferia es dialécticamente similar a la marginalidad en términos teológicos) (1) de Israel, la provincia de Galilea, en el norte, llamada despectivamente “Galilea de los gentiles”, la región más alejada del influjo del templo y del sistema religioso judío asentado en Judea, en el sur. "Galilea de los gentiles" es casi exclusivamente el lugar de la actividad sanadora de Jesús, dando cumplimiento así a sus palabras: (2)  “No sienten necesidad de médico los sanos, sino los enfermos; más que justos, he venido a llamar pecadores” (Marcos capítulo 2 versículo 17), cuando le acusan de comer con recaudadores y descreídos. La periferia del sistema judío se define de este modo como el lugar más apropiado para la actuación sanadora de Jesús. La salvación de Jesús se concentra en los márgenes de Israel, en lo que podríamos llamar la heterodoxia del sistema. Dentro de Galilea, Jesús actúa remediando males en todos los ámbitos de la vida humana: en una sinagoga, espacio religioso, libera a un hombre con un espíritu impuro (Marcos capítulo 1 versículos 21b-28); en una casa,  lugar de la vida privada, cura a la suegra de Simón (Marcos capítulo 1 versículos 29-31) en las puertas de la casa, ámbito de la vida pública, realiza curaciones múltiples (Marcos capítulo 1 versículos 32-34), (3) y en un despoblado tiene lugar el primer reparto de panes y peces (Marcos capítulo 6 versículos 33-46) en rememoración del desierto, donde Dios dio de comer a su pueblo, pero en un nuevo éxodo que, a diferencia del primero, no va ya de Egipto a la tierra prometida, sino de Israel a la nueva tierra prometida. Israel se ha convertido, como  Egipto, en tierra de opresión donde la enfermedad, el demonio, la muerte y el hambre campan a sus anchas, esclavizando al ser humano; Jesús llevará al pueblo en un nuevo éxodo a la nueva tierra prometida, esto es, a la vida sin semilla de muerte que anuncian y preconizan sus milagros, y que se manifiesta plenamente con la Resurrección.

 La reconstrucción de Marcos sobre la inclinación judía nos habla de un estado de cosas que se asemeja más a la cultura de un pueblo ocupado que debe relajarse para sobrevivir y de paso entra en conflicto con los valores propios de los foráneos, el choque cultural se parece en proporciones idénticas a lo que sucede en nuestras economías cuando dependiendo del dinero de visitantes pasajeros convertimos el modo social de ser y trabar relaciones en una respuesta inmediata al consumidor o “turista”. El  romano era más hegemónico que otra cosa y el contexto político reclamaba perdida tacita de identidad y autodeterminación por lo que luchar contra la imposición cultural era casi imposible…  la comparación con la realidad actual es posible encausarla en la dirección del presente ensayo por lo que habla sin duda del acontecer dialéctico del presente y como este “acontecer dialectico” crea su propio lenguaje en el  cual muchas veces ni siquiera lo conocemos por ser un seudo-lenguaje cultural. El mal que ve Marcos es producto de la ausencia  de injerencia del ser religioso de Israel y lo que esto implica es la pérdida de Soberanía de sus tradiciones y cultura, es decir, un nuevo Ethos aparece en el horizonte como la panacea para la sociedad judía, eufemismos colectivos como helenización o romanización son producto del choque dialectico de dos discursos sociales en un mismo ámbito. La presencia del “diablo” es en si la tipificación de todo aquello que contradice el orden social y cultural que vive en promedio un judío que se encuentra inmerso en esta realidad envilecedora de su ser y por ende esclavizante (4). El mal se manifiesta desde la visión esclavizadora del pecado su puerta “natural” para entrar en el ámbito de la humanidad y en particular en la vida del creyente (5). La “periferia”,  citada anteriormente es clave para ver como el mal se adentra en la vida de los desposeídos cuyas necesidades hacen ver la perdida de la Retribución y la connotación del pecado en su entorno. Es también un esquema de confrontación del Señor con las autoridades religiosas de Israel. Pero a la vez vemos con grande regocijo que la obra del Señor (Taumatúrgica) no tiene límite alguno, como lo enseña el propio Marcos en: (capitulo 6 versículos 30-31).  


Los apóstoles se reunieron con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y lo que habían enseñado. 31. El, entonces, les dice: Venid también vosotros aparte, a un lugar solitario, para descansar un poco. Pues los que iban y venían eran muchos, y no les quedaba tiempo ni para comer. (6).
 



ACTIVIDAD  TAUMATURGICA DEL SEÑOR Y CONCEPTO DE LA PERIFERIA.


Marcos presenta el frenesí en el que se ha convertido el ministerio del Señor y lo hace alejado de la concepción del templo ya que los marginados no habitaban precisamente en sus inmediaciones. El Señor actua donde está el verdadero corazón y realidad del israelita que sufre los embates de la condición de su pueblo frente a la potencia de turno, no existe noción de Derechos y bienestar en la sociedad de su entorno, la enfermedad condena al ostracismo al paciente y lo lleva a vivir lejos literalmente hablando del centro o realidad social y comercial como religiosa y política de su pueblo.  Ellos están condenados por la misma cultura donde antes edificaban  y desarrollaban sus vidas y cotidianidad. Jesús pasando por sobre la limitación abre una puerta que conduce al centro donde son reivindicados y para ello habla de un Reino (7). Los lobos que depredan  la fuerza espiritual de los creyentes se ubican por lo general junto a las personas y sus situaciones difíciles. Es un movimiento que desde la periferia atenta contra cualquier posibilidad de Promoción que tenga la persona y en este caso esa persona describe la totalidad de los bautizados. La incidencia del Señor se hace sentir en la restitución de la condición digna de la persona para que en ella implique la total disponibilidad para el obrar por medio de la Gracia. Los lobos son especialistas en robar esperanza  a los bautizados, ellos viven fundamentalmente de lo negativo y esclavizante. Los lobos son la Némesis del Evangelio y su mandato de ir a comunicarlo a los demás, el lobo descrito desde la perspectiva Marcana de su  visión sobre el Señor puede ser cualquier bautizado incluso cuya experiencia con el Resucitado es nula o solo se llama bautizado por el rito y no su significación. Miremos algunos ejemplos de este Evangelio sobre la cuestión encriptada: (8).


Al llegar donde los discípulos, vio a mucha gente que les rodeaba y a unos escribas que discutían con ellos. 15. Toda la gente, al verle, quedó sorprendida y corrieron a saludarle. 16. Él les preguntó: ¿De qué discutís con ellos? 17. Uno de entre la gente le respondió: Maestro, te he traído a mi hijo que tiene un espíritu mudo 18.y, dondequiera que se apodera de él, le derriba, le hace echar espurnarajos, rechinar de dientes y le deja rígido. He dicho a tus discípulos que lo expulsaran, pero no han podido. 19. Él les responde: ¡Oh generación incrédula! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo habré de soportaros? ¡Traédmelo! 20. Y se lo trajeron. Apenas el espíritu vio a Jesús, agitó violentamente al muchacho y, cayendo en tierra, se revolcaba echando espumarajos. 21. Entonces él preguntó a su padre: ¿Cuánto tiempo hace que le viene sucediendo esto? Le dijo: Desde niño. 22. Y muchas veces le ha arrojado al fuego y al agua para acabar con él; pero, si algo puedes, ayúdanos, compadécete de nosotros. 23. Jesús le dijo: ¡Qué es eso de si puedes! ¡Todo es posible para quien cree! 24. Al instante, gritó el padre del muchacho: ¡Creo, ayuda a mi poca fe! 25. Viendo Jesús que se agolpaba la gente, increpó al espíritu inmundo, diciéndole: Espíritu sordo y mudo, yo te lo mando: sal de él y no entres más en él. 26. Y el espíritu salió dando gritos y agitándole con violencia. El muchacho quedó como muerto, hasta el punto de que muchos decían que había muerto. 27. Pero Jesús, tomándole de la mano, le levantó y él se puso en pie. 28. Cuando Jesús entró en casa, le preguntaban en privado sus discípulos: ¿Por qué nosotros no pudimos expulsarle? 29. Les dijo: Esta clase con nada puede ser arrojada sino con la oración. 
(9).



La escena descrita con lujo de detalles por Marcos se realiza en el conjunto de los viajes del Señor fuera de Galilea, es un hombre víctima de un “espíritu inmundo” cuya postración era evidente y su existencia estaba perfectamente cuestionada y limitada en grado superlativo (10). La ausencia de la Fe como experiencia reivindicadora de nuestra condición dignificada puede ser la causa por la que el mal se materializa y se convierte en historia y trata de reinar donde solo puede hacerlo la Gracia. La invitación del Señor al acoger a esta persona es la absoluta liberación como signo de su Reino donde este tipo de figuras “lobos espirituales” no podrán trascender (11).  El espíritu según Marcos vio a Jesús y salió fritando de aquel hombre. Pues hermanos, el mal no pude resistir donde la Gracia generó   su estética y tal como aconteció con las palabras del Señor el poder de su amor no encuentra oposición alguna para establecer el orden que desea y es vital para nosotros y nuestra histórica inmanencia.

Es pues la instauración de la Voluntad de Dios que se materializa en las palabras y mandato de Jesús sobre el mal y sus formas alienantes. Aquella persona en su condición estaba fuera de cualquier orden aceptable y deseable, luego, su condición como criatura amable por si misma estaba seriamente afectada. Esta ruptura con la Gracia en el orden natural genera solo una realidad teñida de  desesperanza.  La realidad que describe Marcos es en síntesis su propia experiencia de Fe en la figura del Mesías. Para este evangelista no hay límite en el anuncio y manifestación de la Gracia, por esta razón, Jesús actúa según su relato fuera de su propia tierra y bajo circunstancias distintas (12).

Todos los espacios de la vida en Israel son cubiertos por el accionar del Señor pero no obstante busca particularmente hacer incidencia entre los más necesitados como expresión de una redención en potencia desde la perspectiva socio-política de su pueblo. La postura Marcana anuncia un Mesías misericordioso que sabe lo que hay en el corazón del ser humano y donde está contenida su limitación y necesidad. Marcos  encuentra que la dinámica en su pueblo no difiere de otros escenarios pero que en Israel se agrava por la anterior opción de los judíos por Yahveh. Esta cuestión es fácil de notar precisamente por su constante dinamismo lo que nos permite hablar de una dinámica milagrosa o frenesí de eventos salvíficos.  La atención del Señor es integral ya que apunta a la estructuración de una autentica dignidad humana. Jesús se preocupa tanto del cuerpo como de la mente y el corazón de sus coterráneos. No puede ser de otra forma ya que la verdad revelada es total y totalizante de cualquier sistema de vida e incluso pensamiento y la escogencia del Evangelio es una opción refrendada por la experiencia con el Dios vivo y trascendente. Basta para esta afirmación acudir al relato anterior donde la postración debilitó muchísimo la imagen de dignidad y plenitud de la persona humana bajo el peso del mal en su experiencia más pura y por ende destructora… (13).

La figura liberadora del Señor en Marcos es casi de una naturaleza incógnita y tiene su explicación básicamente desde la connotación de la revelación personal del Señor y cómo afronta los acontecimientos de su anuncio salvífico. Marcos quiere combinar una teología crucis con una gloria teología. Por lo tanto los llamados centros de secreto mesiánico en el hecho de que la cruz es el camino a la gloria y la exaltación en directo de Jesús pueden ser entendidos sólo por comprender el significado de su sufrimiento (14). La Cristología que relata sus escritos básicamente busca crear conciencia sobre el poder del Salvador que a diferencia del mal une al ser humano y busca su plena realización, Jesús libera mientras el mal esclaviza, es pues una visión bien interesante sobre el amor de Dios, en cuanto este amor entra en pleno contacto con el ser encarnado de  Jesús, y en la humanidad liberada por medio de la Gracia (15).

La historia salvífica toca  aquella persona poseída y su liberación es el inminente orden o estética de la Gracia en la vida del bautizado (figura), como quien dice, Jesús fue solidario con ese hombre y comprendiendo su postración actua bajo el poder de su  Espíritu, el mismo que en potencia será vivido por  el enfermo, el postrado, el poseído, el hambriento, el ignorado, en una palabra,  por todo aquel que marginado es obligado a abandonar el centro de la vida y ubicarse en la periferia donde los lobos se visten incluso de clérigos y salvadores.  La necesidad de Dios es tan grande que la búsqueda de su misericordia se puede confundir con el primero que anuncie algo positivo en medio de la necesidad y carecías de millones de personas en nuestro Continente (16). La verdadera dignidad brota precisamente del Encarnado y su relación con nosotros. No olvidemos ni por un momento que las estructuras de pecado son signo todavía de la decadente actividad humana en el mundo y en la conciencia colectiva. Los pecados estructuras son complejos y requieren conciencia de las mayorías para su erradicación, la lucha cultural nos deja ante la posibilidad de estructurar actitudes fundamentadas en el Evangelio y no en modelos alienantes que poseen su propia estructura exitosa. Hemos llegado al colmo de reglamentar la injusticia,  y hacer de ella un asunto de ley.  La periferia se establece  a partir de la ausencia de justicia y el envilecimiento de las instituciones lo que hace proliferar que los creyentes se trasformen en corderos a la hora de vivir sus Derechos y ser consecuentes con el orden donde viven su vida familiar y social. Marcos esta preocupado por esta situación que con fundamento dialectico-Antropo-céntrico hace del mal una experiencia palpable y materializable en las vivencias desprovistas de la Gracia. (17). El pecado se hace uno con estas vivencias cuando la causalidad de las buenas acciones que es también la Gracia se muestra lejana por la decisión humana. Es pues, una disyuntiva que paradójicamente nos puede someter al influjo del actuar simplemente por el actuar perdiendo la  finalidad salvífica, hoy nuestra Iglesia se debe preguntar si todo lo que está pasando con nuestra Provincia es por el actuar en el Evangelio o simplemente conforme a la razón socio-cultural establecida en esta praxis de libertades y limites propios antes que institucionales. Es posible que la periferia no sea una respuesta esencialmente de Derechos y dignidades sino de contextos personales ya programáticos en la sique del bautizado pero que en últimas no corresponde al corpus eclesial entero (18).

Marcos trae particularmente los exorcismos como lucha sin cuartel contra la humanización del mal, al apelar a conductas muy propias del ser humano (egoísmo, ambición, odio, violencia, apariencias, miedo, angustia, solo para citar algunas) y tales comportamientos los saca del argumento de la condición humana débil para hacerlos ver como consecuencia del mal y su influjo que debilita y divide para luego envilecer la experiencia del ser humano en sus relaciones con los demás. La figura del diablo leído a líneas es consecuencia de su reinado que tenía poder absoluto y solo con la llegada del Mesías ese poder menguo quedando solo como parte de la opción fundamental que el bautizado puede hacer en su vida, la pregunta sobre el servicio a dos señores corresponde a la verdad en este tipo de relatos Márcanos (19). Una verdad que en si misma contiene la liberación para quien la acoge como fundamento de su existencia. Es pues para este evangelista una cuestión de la disposición el creyente quien escuchando al Señor puede empezar a construir una relación duradera donde la madurez  suprima las manifestaciones mediáticas de espiritualidad mal encausada (20). La libertad es un componente mesiánico y como tal es atacada por el mal, Marcos asume que la libertad de Dios nos garantiza vivir a la perfección nuestro propio plan salvífico sin que el mal se adueñe de nuestra esencia. Es la razón de toda construcción humana de relaciones con el medio, con nosotros, con la creación, es el influjo del amor de Dios para asegurar la vida y dignidad de la obra Divina. No olvidemos que Marcos piensa en una relación con Cristo más allá de cualquier manifestación portentosa por eso se centra en la liberación más que en otro signo como por ejemplo los milagros y/o curaciones, es para él una lucha entre el bien y sus formas de promover la vida y el mal como esclavizante de la  integralidad de la persona humana (21).

Marcos en sus relatos y particularmente en su referencia al Secreto que solo será revelado a los suyos deja entrever la dinámica de la revelación y como esta se gesta desde la condición del ser humano y su lucha personal contra la alienación sin importar la forma que esta presente. Insiste desde luego, en un modo de percibir la Gracia que solo es posible desde la perspectiva de una relación liberadora y en dinámica total como totalizante. Este Evangelio camina en la periferia de las experiencias de Fe de estas mujeres y hombres que entran en contacto con el Señor y sus discípulos. La revelación no se agota bajo ningún modelo ya que el Señor de la manera Marcana se presenta en todos los escenarios como expresábamos anteriormente. Estos escenarios son parte del quehacer de lo cotidiano y se enmarcan en el orden revelativa de lo privado y lo público, desde la intimad del creyente hasta sus acciones en el enclave social donde vive (22). Marcos en su dinámica centra toda la atención de su Evangelio en el “Dios escondido” pero cuya presencia es inagotable para sus amigos y seguidores, es un Dios escondido de los esquemas relacionales judíos pero abiertos a quienes superando la norma entran en relación con su Ser Divino. El Jesús histórico establece nexos duraderos bajo los contenidos de la auténtica amistad y por ende de la vital expresión el amor  relacional. En este orden el amor fraterno, filial y esponsal ocupa un lugar preponderante en la cosmovisión Marcana. Solo así explicamos convenientemente que el Señor copara tantos espacios en tan “poco tiempo”.  

La impureza que aborda el Señor es la del corazón y del alma, por eso qué  mejor manera de manifestarlo que en un cementerio (necrópolis)  donde nada se podía tocar y mucho menos vivir como acontecía con los posesos en algunas de sus narraciones. Es tan vivo su lenguaje que por momentos hace de la impureza algo supeditado solamente al mal que se consiente o se actúa y no al rito como tal, Marcos ve en la impureza no la privación de la participación  en la vida de Israel sino en relación con el Dios vivo y revelado en Cristo (23). Esta forma de enfocar la revelación en Cristo sin duda nos prepara para su reconocimiento bajo las circunstancias de una relación de índole trascendente y vital superando cualquier concepto estático de realidad. De una realidad comprendida totalmente por sus discípulos cuando es todo lo opuesto una relación que aun ahora no ha terminado de construirse con cada uno de los bautizados. La periferia está siendo replanteada y el modelo de Evangelización también. Es un asunto que atañe a todos los creyentes y su contenido es aplicable a toda vivencia (24). El concepto de la periferia como el movimiento dialectico que circunscribe al creyente en un escenario distinto según su tendencia, formación y calidad de vida puede confundirse con los Derechos del ciudadano cuando el discurso político antepone sus intereses a la verdadera dignificación del ser humano.

El mal como alienante se expresa en todo aquello que limita la promoción de la humanidad en el contexto urbano, periférico y marginal, creando con ello fuertes divisiones que acentuar más la conciencia y en algunos la disminuyen sobre el Dios amoroso. No es posible llevar el Evangelio y hacerlo convivir con la pobreza y la alienación social, se requiere de un estadio dignificante de la persona ya que la Gracia al ser transformada en dialéctica y vivencia se convierte en toda expresión y manifestación de justicia. El Evangelio y su contenido liberador potencia la civilidad del bautizado y le hace proclive a crecer r social y culturalmente hablando reconociendo el modo social del amor como el gestor de la cultura humana (25). Es la cultura que procura Marcos en la compilación del mensaje del Señor. Es la cultura que se opone al mal en todas sus formas y solo responde a estímulos provenientes de la vida y la Gracia revelada en ella. Marcos ve en su interpretación de la realidad judía serias dificultades en la exposición del mensaje de Jesús  y más cuando estamos hablando de una sociedad con las complicaciones propias de este medio bombardeado por la cultura romana y antes la griega. La periferia y los lobos en su dialéctica solo generan nociones de esclavitud espiritual la misma que domina el panorama de la pérdida paulatina de esperanza ante el cambio y la necesidad de que este se dé como manifestación el dinamismo en la Fe. Marcos está mirando por el “retrovisor” antes de lanzar su apreciación de la realidad presente y lo decimos  de esta forma porque su mensaje esta  en conflicto con el orden del presente judío ya que la inclusión del futuro Evangelio no  encaja en la tradición que exalta la figura del Señor desde su perspectiva humana antes que la Divina, es una bella paradoja de la revelación en Marcos (26).

La figura de los lobos en la Fe no se hace esperar para su manifestación y de esta forma muestran en Marcos un conflicto latente que se siente en la perspectiva dinámica de su contenido salvífico, son los lobos en términos evangélicos los que buscan por todos los medios depredar el sentido salvífico de las acciones del Señor (milagros) tales  formas de proceder nos deja siempre ante la disyuntiva de la revaloración de los contenidos salvíficos según sea la acción y el momento de la misma. En Marcos tenemos en contexto ideal para liberar la conciencia humana y hacerla derivar hacia la contemplación del Dios Encarnado y manifestado en la periferia de la Urbe o metrópoli donde las condiciones de vida crean una y más ciudades a la vez. Esto último en la cosmovisión dialéctica del Evangelio es simplemente  remitirnos a condiciones de vida variables en grado superlativo, pasando de sectores donde se tiene todo a otros donde se carece aún de lo más elemental para sostener la vida (27).

Tal dialéctica social responde a distintas manifestaciones de la Gracia liberadora de Cristo, y no siempre se trata de la misma forma puesto que la naturaleza de sus conflictos es totalmente distinta. La cuestión Marcana a la hora de enfrentar el mal es clara, solo reconociendo quien es el Hijo de Dios el creyente puede verse libre de la ignominia del pecado y los ataques espirituales de toda forma de mal, incluso, de aquellas manifestaciones de la conciencia humana materializadas o somatizadas. No es trata solo de la diferencia entre quienes poseen y no, es más que una connotación material de la realidad y su percepción, es sobre todo, el cuestionamiento de un orden proclive a situaciones alienantes y por ende al surgir de lobos que roban cualquier posibilidad de justicia y paz interior como de crecimiento integral en la figura del ciudadano, del creyente, del individuo (28). Podemos mirar otro ejemplo en el Evangelio Marcano:


Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret y atracaron. 54. Apenas desembarcaron, le reconocieron en seguida, 55.recorrieron toda aquella región y comenzaron a traer a los enfermos en camillas adonde oían que él estaba. 56. Y dondequiera que entraba, en pueblos, ciudades o aldeas, colocaban a los enfermos en las plazas y le pedían que tocaran siquiera la orla de su manto; y cuantos la tocaron quedaban salvados.  Marcos capítulo 6 versículos 53 ss) (29).




Lago de Galilea perteneciente al sistema fluvial del Jordán. Su nombre procede del de una ciudad en sus riberas, citada en el A.T. con el nombre de Kinneret (1 Reyes capítulo  15 versículo  20 y  Cf. Números capítulo  34 versículo  11 y  Marcos capítulo  11 versículo  67), cuyas ruinas estan siendo excavadas en el lugar llamado Tell el-Ureimeh. En sus inmediaciones (Hirbet Miniya) existía un poblado en los tiempos del N.T. que se designa como Genesaret (Mateo capítulo  14 versículo  34 y  Marcos capítulo  6 versículo 53). El lago aparece también con otras denominaciones, tales como Mar de Tiberias o Tiberiades (Juan capítulo  6 versículo  1 y 21, 1) y, sobre todo, Mar de Galilea (Mateo capítulo 4 versículo  18 y  15, 29 y  Marcos capítulo  1 versículo 16  y   7, 31), que era como debía ser comúnmente conocido en la época de Jesús entre la gente de allí. Lucas, por el contrario, con un sentido geográfico más científico le designa como Lago de Genesaret (Lucas capítulo 5 versículo 1), igual que Flavio Josefo, que le llama Lago de Gennesar.  Tiene una extensión de unos 166 Km.2 en forma de pera invertida. La distancia máxima entre las costas norte y sur es de unos 21 Km., mientras que la del Oeste-Este es de unos 12 Km. Su profundidad máxima alcanza los 45 mts. La superficie se halla a 210 m. bajo el nivel del Mediterráneo. El lago, que es de agua dulce, se origina por la desembocadura en él, por el norte, del alto río Jordán. En la ribera sur vuelve a originarse de nuevo el río, que continuará su largo curso hasta su desembocadura final en el Mar Muerto (30).

Esta ciudad es parte de la periferia Marcana y por lo tanto al estar lejos de su centro que es el templo o sinagoga, es posible sufrir los ataques del mal y los lobos que insertos en su cotidianidad eran gran obstáculo para el mensaje del Señor. Lo narrado por Marcos es gráficamente concordante con su realidad y la forma como era percibido el Reino de Dios  en la esperanza del creyente. Digamos que Jesús sigue la ruta de su economía que varía entre la pesca y el ganado ovejuno así como artesanías empleadas preferiblemente en la pesca.  Los milagros obrados en ella no son especificados porque la intención Marcana básicamente es presentar un recuento de las intervenciones del Señor y no precisar la  condición de sus habitantes, se supone que eran como la mayoría en Israel gente pobre que subsistía con lo mínimo no teniendo recursos para acercarse  a la medicina de su época (31).  En nuestro presente la población más vulnerable no cuenta con recursos para este rublo que es un Derecho Fundamental en la mayoría de nuestros países declarado así por la “Carta Magna o Constitución Política” pero que hoy se ha convertido en un negocio que trabaja con el dolor y la enfermedad creando una clase económica poderosa relacionada con el sector de la salud y los servicios que demanda la población. En este panorama  aparecen  en el hoy de nuestro presente grandes  centros de atención emocional o llamadas también iglesias coyunturales que predican la salud y movimientos en Iglesias históricas que aprovechan esta realidad creada en la sociedad.

Los lobos siguen rondando aunque ahora como en el pasado con piel de cordero para verse atractivos y creíbles para los incautos. Lo anterior es una realidad que tomando el nombre de Dios en sus labios generan opinión y mueven las emociones a las que confunden con la Fe y más aun con manifestaciones del propio Dios (32). La temeridad se sabe vestir de necesidad y en vez de salir en defensa de los más débiles se aprovechan de su Fe y necesidades presentando de paso un “dios” ambiguo que solo sabe sanar sin darse a sí mismo. Tal “dios” no es nuestro Dios sino el “dios” de la ignorancia y la necesidad (33).

 Jesús observa como estas personas víctimas del mal que asume formas aberrantes francamente muy variadas, ofrece su poder pero sobre todo su amor y consideración ante tales males y peso imposible de soportar, su carga es fácil  de llevar y conduce a buenos pastos como apunta el Salmista (Salmo 23) (34).  La relación de bienestar para Marcos es precisamente el cumplimiento de la revelación y toda ella en concreción con Jesús. Marcos rompe los paradigmas sobre bienestar bajo el gobierno romano y la clase político-religiosa de Israel, posee de manera encriptada un sentimiento nacionalista que solo podrá ser reivindicado plenamente por la ascensión de la imagen del Señor  como Mesías en medio de su pueblo. El llamado “secreto mesiánico” protege el pensamiento Marcano y la figura de Jesús convenientemente revelada por sus escritos a los suyos y/o amigos (correligionarios) de esta forma los lobos estarán lejos del contenido salvífico de su Evangelio… (35).


INTERPRETACIÓN HISTORICO-CRITICA DEL  DIOS ENCARNADO EN LA VISIÓN MARCANA.


La clave interpretativa es siempre la misma, la Fe en el Dios revelado, que bajo la figura humana entra en la historia haciendo historia lo increado como sometiéndolo al paso del tiempo, pero en realidad no es de esta forma, ya que lo increado no está sujeto al tiempo y el tiempo corresponde a la materialización de la Voluntad Creadora de Dios. De lo anterior es factible asegurar que la verdad revelada en Cristo posterior a la historia de Jesús marca el inicio salvífico, concepto de una dialéctica que nos dice que está vivo. Marcos se adelanta al razonamiento critico-histórico del Mesías, y lo hace estableciendo una relación salvífica que no parte del Pantocrátor actual sino del Hombre que también es Dios. Es pues el meollo de su contenido teológico tan ignorado por sus críticos, en esa lista también encontramos a Papias y al Hiponense que consideraban su evangelio un texto desordenado, esto último es fácil de comprender en el “Águila  de Hipona” Hipponensis aquilae  dado que leyó apasionadamente el Hortensio de Cicerón o que decir del poeta Virgilio, estos autores marcaron un estilo brillante en la literatura y redacción lo que sin duda influenció a Agustín. (36). Esto último a manera de reseña y conclusión de su interpretación, la realidad historica-critica de Marcos pasa por la Iglesia Moderna y su concepción del Dios Encarnado, es una propuesta  hermenéutica-critica bajo el sustento de la Tradición que reconoce en Marcos  el Segundo Evangelio, esto es determinante a la hora de hilar una relación historica en la revelación del (N.T) pero sobre el tema en cuestión retomamos en el punto histórico del Dios revelado no como Dios sino como Hombre Dios y Dios  Hombre, la intuición Marcana dará sus frutos 300 años después con Orígenes y luego con los santos PP. Capadocios que al asumir el termino Hipostasis lo refieren a las Naturalezas Divina y Humana y Persona Divina en el Señor (37). La dificultad idiomática o difficultas idomatica  que nos ofrece Marcos hace posible la confusión de algunos de los PP. de la Iglesia pero en el presente conocemos que la intencionalidad de tal manera de introducir sus relatos corresponde a la necesidad de establecer una relación salvífica con el Dios Humanado. De esta forma se aborda el suceso histórico de los discípulos siempre acompañando a su Maestro, aquí es brillante  Marcos porque nos está mostrando el primer meta-relato de la Iglesia en su figura más arcaica,  al presentar a los discípulos en la vida del Señor como figura de la futura Iglesia. Es pues en mi opinión personal una alegoría antes de las alegorías de la Escuela de Alejandría  o Didaskalion (Clemente y Orígenes) y posteriormente los Capadocios (38).

Esta Escuela concilia el pensamiento Platónico y el Aristotelismo 900 años antes que Tomás de Aquino y la Escolástica o teología brillante,  sin duda que Marcos fue de gran influencia para estos autores ya que su manera o  modo de conducir la revelación le ubica en el panorama de la alegoría, y es precisamente la dinámica que se asumirá desde el siglo III para definir la influencia en la revelación de los Textos judíos particularmente del (A.T)  lo que implica para la futura interpretación Marcana (Exegesis y hermenéutica) no solo aterrizar en el tiempo histórico sino en el qué quiso decir el evangelista, y más aún porqué  lo dijo o escribió de esa manera, es importante decir que esta Escuela nace justo en el momento histórico del  establecimiento del canon de las Sagradas Escrituras, Marcos posee una fuerza grande en la composición de textos encriptados cuyo contenido es solo reflejado por la Fe del lector y meditador.

 Miremos un texto que nos da luz sobre la cuestión, Todas las curaciones descritas se relacionan salvíficamente como parte de la revelación del Reino de los Cielos, algunos de los signos y simbologías corresponde a la realidad cotidiana, saliva, tierra, barro, agua, que juntos dimensionan la presencia de Dios en su naturaleza dando muestras de su santidad y valor superlativo no cuantificado ni siquiera por los bautizados, ejemplo es el texto citado a continuación: (Marcos capítulo 7 versículos 24- 37). (39).


Y partiendo de allí, se fue a la región de Tiro, y entrando en una casa quería que nadie lo supiese, pero no logró pasar inadvertido, 25.sino que, en seguida, habiendo oído hablar de él una mujer, cuya hija estaba poseída de un espíritu inmundo, vino y se postró a sus pies. 26. Esta mujer era pagana, sirofenicia de nacimiento, y le rogaba que expulsara de su hija al demonio. 27. Él le decía: Espera que primero se sacien los hijos, pues no está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos. 28. Pero ella le respondió: Sí, Señor; que también los perritos comen bajo la mesa migajas de los niños. 29. El, entonces, le dijo: Por lo que has dicho, vete; el demonio ha salido de tu hija. 30. Volvió a su casa y encontró que la niña estaba echada en la cama y que el demonio se había ido. 31. Se marchó de la región de Tiro y vino de nuevo, por Sidón, al mar de Galilea, atravesando la Decápolis. 32. Le presentan un sordo que, además, hablaba con dificultad, y le ruegan imponga la mano sobre él. 33. El, apartándole de la gente, a solas, le metió sus dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua. 34. Y, levantando los ojos al cielo, dio un gemido, y le dijo: Effatá, que quiere decir: ¡Ábrete! 35. Se abrieron sus oídos y, al instante, se soltó la atadura de su lengua y hablaba correctamente. 36. Jesús les mandó que a nadie se lo contaran. Pero cuanto más se lo prohibía, tanto más ellos lo publicaban. 37. Y se maravillaban sobremanera y decían Todo lo ha hecho bien; hace oír a los sordos y hablar a los mudos.




El relato Marcano posee dos puntos álgidos e históricos a la vez, el primero habla sobre la relación de estos pueblos con Israel  y su connotación de paganos,  también citado por Mateo, pero el segundo da la perspectiva de su misión y ministerio público que es precisamente la universalidad de su obra salvadora, la misma que no posee frontera alguna o limitante, más allá de la percepción del ser humano.  La Fe de aquella mujer contrasta con los poseedores iniciales de la revelación de allí la expresión tan fuerte del Señor pero que corresponde más aun interrogante sobre la respuesta de los suyos (40).  La actitud de aquella mujer refleja una posibilidad de conocimiento natural que el Señor le concede al creyente, de caminar por sus caminos. Este continuo  caminar hace de la Gracia una dinámica histórica que entra en la vida y asume cualquier connotación que deba asumir, es liberadora, generosa, amorosa, perdona y por ende libera, aquí las  fronteras fueron desechadas y lo mismo pasó con las ideologías, solo permanece el amor como nexo de bondad   entre los  seres humanos.

Es determinante el cómo se produce este dialogo entre Jesús y aquella mujer, es importante como el Señor valora la situación y responde desde su modelo ministerial de acogida categórica (41).  La  materialización de la antropología cristiana hará de ella y del Señor, por momentos extraños en su propia tierra, solidarios ante la pérdida de condiciones básicas de vida, recordemos que en la niñez le toco migrar a Egipto, esto último nos dice que no es extraño para Jesús el reconocer al otro a pesar de no  ser siempre judío todo aquel que le busca como ejemplarizamos este caso.

Los lobos se aprovechan de la perdida de esperanza para sacar provecho de las personas. Lo observamos en los conflictos donde la migración de los habitantes se convierte en fuente de recursos para los corruptos, nosotros los bautizados no podemos considerar a alguien extraño o llamarle extranjero, porque implícitamente lo hacemos con el mismo Jesús en su infancia y vida adulta, recordemos que nadie es “profeta en su tierra” como él lo asegura en el Evangelio (42). Esta realidad hace del creyente un instrumento de lucha a favor de los DD-HH y de los modelos de justicia inclusiva del entorno socio-cultural, eso sí sometiéndolos al Evangelio.

 Marcos camina por la vía de la antropización del relato con la finalidad de empalmarlo con el Dios Encarnado, desde luego surge un  problema y es como asumir la humanidad de Dios en su Hijo Encarnado, pues este interrogante planteará una dinámica distinta frente a los otros sinópticos, que comprendemos solo en la medida en la que la antropología genera los nexos materiales de su existencia con la manifestación trascendente de nuestra Fe, Marcos como ninguno otro en el (N.T) supo reconocer la materialidad del mensaje y superar el mito…

  La teología Marcana navega por las aguas de la razón y el vínculo relacional antropológico,  este vínculo une las vidas de los apóstoles, los testigos, y los que le amaron en su época. La Iglesia es vista en potencia por estas relaciones que se afirmaron desde el amor y la intimidad fraterna con el Señor (43).


Por aquellos días, habiendo de nuevo mucha gente y no teniendo qué comer, llama Jesús a sus discípulos y les dice: 2. Siento compasión de esta gente, porque hace ya tres días que permanecen conmigo y no tienen qué comer. 3. Si los despido en ayunas a sus casas, desfallecerán en el camino, y algunos de ellos han venido de lejos. 4. Sus discípulos le respondieron: ¿Cómo podrá alguien saciar de pan a éstos aquí en el desierto? 5.Él les preguntaba: ¿Cuántos panes tenéis? Ellos le respondieron: Siete. 6. Entonces él mandó a la gente acomodarse sobre la tierra y, tomando los siete panes y dando gracias, los partió e iba dándolos a sus discípulos para que los sirvieran, y ellos los sirvieron a la gente. 7. Tenían también unos pocos pececillos. Y, pronunciando la bendición sobre ellos, mandó que también los sirvieran. 8. Comieron y se saciaron, y recogieron de los trozos sobrantes siete espuertas. 9. Fueron unos 4.000; y Jesús los despidió. 10. Subió a continuación a la barca con sus discípulos y se fue a la región de Dalmanutá.

(44). Marcos capítulo 8 versículos  1-10.


El Texto Marcano citado corresponde a la segunda multiplicación de los panes por parte del Señor, sobre los pescados no hay cifra concreta y mucho menos su calidad y tamaño, es claro que el propósito Marcano por alguna razón es centrarse en el pan como alimento fácil de portar y conservar en las inclementes arenas a las que aluden sus discípulos al definir el escenario como un desierto, lo demás es claramente una insinuación de un rito judío de acción de gracias por los alimentos y la connotación salvífica que aquí poseen. El desierto no es amigable y los judíos prefieren evitarlo por desenlaces que todos conocemos. Jesús pasa por sobre este tipo de consideraciones y supera su poder imaginativo y  si se quiere también supersticioso (45). El número expresa por si solo la perfección de esta acción en favor de otros y de paso remarca la atención integral de cuantos participan o reciben sus Palabras.  La cifra  (4000) es un prefijo griego que significa (4) aquí es potenciado por los ceros que dan un matiz de cantidad inusitada, lo que sin duda nos indica el valor intrínseco de la acción del Señor y la solidaridad que despertó entre los asistentes. Nada se desperdicia en su relato porque los dones que Dios da son valiosos y decisivos en nuestros distintos proyectos de vida, los PP. de la Escuela de Alejandría sin duda los relacionarían con la vida sacramental de la Iglesia y particularmente con el sacrificio eucarístico (46).

 El constante peregrinar del Señor le permite ver y constatar la situación de sus coterráneos y la manera como podía responder desde la perspectiva de su anuncio, cuidándose eso sí, de no convertirse en un proveedor de alimento y soluciones (bienes y servicios) que a la postre hubiera contrastado con la  vocación salvífica de sus Palabras. No todo puede ser material el contenido espiritual es vital.  La dinámica Marcana se manifiesta activa en la periferia y en cuanto a lo marginal allí reconoce la presencia de los lobos que valiéndose de la postración y privación generan una concepción bizarra de la realidad  a lo que Jesús responde particularizando el problema y actuando mediante la liberación de conciencias y los citados exorcismos (47). Jesús una vez concluye tal acción se retira a otra de las regiones citadas por Marcos.

El tinte liberador es también una luz que despeja la oscuridad de quienes presa por el mundo y sus estructuras buscan afanosamente a Dios y su Justicia. Los Milagros Márcanos son de clara orientación en  esta dirección. No se trata solo de una restauración de índole social o personal es la exposición de todo el conjunto de las intervenciones de Dios que movido por Amor quiere que sus hijos en Cristo sean mejores y libres. Este fundamento del ser y vivir en libertad es principio de la Economía Marcana que deja en libertad al Creyente para asumir y abrazar de corazón su Fe en Cristo y no cegado por los milagros y prodigios “Amar con el vientre lleno y el corazón sano es fácil”  pero reconocer a Dios en cada paso que vivimos y aun cuando el plan nuestro no se desarrolla como lo esperamos, aquí radica la  intríngulis de la acción salvadora y liberadora como tal y para tal.

Marcos aterriza los milagros del Señor aquí descritos en el panorama de la Esperanza del israelita promedio, en aquel que no tiene muchas posibilidades de ser reivindicado o defendido por las instituciones de su País. Las postraciones más complejas y difíciles son asumidas por este evangelista desde su concepción de un Dios con nosotros  que se convierte fácilmente en un Dios entre nosotros. Ese estar entre nosotros fija una postura interesante como gratificante al asumir que Cristo se relaciona perfectamente en cualquier dinámica que el ser humano necesite (48).  La visión de los profetas de Israel se materializa en la concepción de un Dios misericordioso cercano esencialmente a la humanidad. Esto es importante si tenemos en cuenta la variación histórica de esta percepción en la vida religiosa de Israel, pasando de un Dios castigador a un Dios amor, es al menos 600 años de evolución de esta idea que toma forma definitiva en la Encarnación y predicación del Señor. Los Hechos de Amor se convertirán en el nuevo Ethos de la humanidad creyente, dejando a un lado las connotaciones legalistas y tribales de los años anteriores al advenimiento de las escuelas proféticas en Israel. El contenido Marcano descansa precisamente sobre el “Dios-Amor e intimidad fraterna… es como indicar que la evolución de los textos evangélicos se topó con la configuración de una personalidad abarcante como la del Jesús histórico y su necesidad de materializar el don salvífico en la reflexión posterior del Cristo de la Fe (49). Marcos logra conciliar al Dios Hombre sin perder como Dios la Humanidad ganada en el Vientre de una Niña Virgen de su pueblo (50). El sentido salvífico de este evangelio es claro y se une a la tradición del canon Escrituristico y queda para nosotros conocer su intencionalidad la que a grandes rasgos es salvífica, marcos como los demás evangelios se enmarca en la dinámica de mostrar la realidad Divina y Humana del Señor, es una Soteriología bien definida y como es de esperarse  cristo-céntrica.  No escribe para el corazón de Palestina tan solo sino que lo hace pensando en el mundo griego y romano, evitando emplear ideas que rechazarían estos del mundo clásico. Pero su visión fraterna y humanada de la Divinidad sin duda cala en el corazón de quienes buscan experiencias sensibles sobre el propio Señor. Es pues, importante no perder de vista que la realidad descrita por Marcos es la realidad interpretada desde la Fe y solo así comprendemos la ascensión del Señor al Cristo de la Fe (51). Basta con leer detenidamente el inicio de este evangelio (1,1) y nos queda claro su intención: “Comienzo del Evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios” (52).


BIBLIOGRAFIA.


1-      Nota del autor.
2-      LA PRAXIS CURATIVA DE JESÚS EN EL EVANGELIO DE MARCOS, Una salvación que se brinda a todos, Publicado en la revista Éxodo, nº. 56 Noviembre-Diciembre 2000, págs. 37-42/ Jesús Peláez, Universidad de Córdoba.
4-      Nota del autor.
5-      Nota del autor.
7-      cristoeseltema.blogspot.com/2016/04/apuntes-sobre-el-evangelio-de-marcos.html.
8-      Nota del autor.
10-  Nota del autor.
11-  Nota del autor.
12-  Nota del autor.
13-  Nota del autor.
14-  GR Beasley-Murray," Escatología en el Evangelio de Marcos, "SwJT 21:37-53, La Parusía en Marcos," SwJT 21:565-81… W. Wrede, El secreto mesiánico.
15-  Nota del autor.
16-  Nota del autor.
17-  Nota del autor.
18-  Nota del autor.
19-  Nota del autor.
20-  Nota del autor.
21-  Nota del autor.
22-   Nota del autor.
23-  Nota del autor.
24-  Nota del autor.
25-  Nota del autor.
26-  Nota del autor.
27-  Nota del autor.
28-  Nota del autor.
30-  J. GONZÁLEZ ECHEGARAY, Arqueología y Evangelios, 21 ed., Estella 1999; Id., Jesús en Galilea. Aproximación desde la arqueología, Estella 2000; NuN, M., El Mar de Galilea y sus pescadores en el Nuevo Testamento, Kibutz Ein Guev 1990; WACHSMANN, S. (ed.), The Excavations of an Ancient Boat in the Sea of Galilee (Lake Kinneret), Jerusalén 1990.
31-  Nota del autor.
32-  Nota del autor.
33-  Nota del autor.
34-  Nota del autor.
35-  Nota del autor.
36-  Nota del autor.
37-  Nota del autor.
38-  Notad el autor.
40-  Nota del autor.
41-  Nota del autor.
42-  Nota del autor.
43-  Nota del autor.
45-  Nota del autor.
46-  Nota del autor.
47-  Nota del autor.
48-  Evangelio Práctico: EVANGELIO TRANSPERSONALISTA MARCANO...
cristoeseltema.blogspot.com/2017/06/evangelio-transpersonalista-marcano.html
49-  Nota del autor.
50-  Nota del autor.
51-  Nota del autor.




NOVENO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS...

NOVENO DOMINGO DESPUÉS DE PENTECOSTÉS. Año B. 2 Samuel capítulo 7 versículos 1-14. Salmo 89:20-37. Efesios capítulo 2 versículos 11-22. Ma...